Seleccionar página

Dicen que todo lo que se comparte, se multiplica. Así que con la noticia de nuestro casamiento no iba a ser menos. Compartir esa felicidad, esa sensación de plenitud y ganas de gritarlo a los cuatro vientos, es uno de los mejores momentos después de la pedida. Si vosotros lo habéis hecho al más puro estilo tradicional, vuestros padres y seres más allegados ya lo saben. Habrán celebrado con vosotros el nuevo acontecimiento, pero en el caso de los que han hecho pedida de mano en solitario ¡ahora toca contarlo!

Los más modernos usan el “save the date” , que no es más que un mensaje de “apunta la fecha” . Esta costumbre para anunciar que nos casamos, nos llega desde Estados Unidos. Cada vez se está extinguiendo más al resto del mundo, y es que esta tradición americana gusta mucho a los novios. Es la primera toma de contacto de lo que será nuestra boda. Hay muchas formas de mandar este recordatorio, como tarjetas personalizadas, imanes para el frigorífico o lápices. También es una idea muy práctica, hacerlo a través de un video animado. Podemos enviarlos a través de las redes sociales, reduciendo gastos ya que el “Save the date” como tal, no es una invitación de boda… eso vendrá luego.

 

(Imágenes: www.etsy.com) 

Lo más habitual en nuestro país es anunciar nuestro enlace en una comida, o una cena organizada por los novios para dar la buena noticia. También es habitual usar nuestras redes sociales para compartir una foto bonita nuestra o de nuestra mascota o incluso del momento de la pedida. Así lo difundiremos rápidamente y sin coste alguno permitiendo además que nos puedan felicitar y comentar de manera instantánea.

¿Cómo crees que reaccionarán todos? Nuestros seres queridos se alegrarán por nuestro enlace, por nuestra felicidad y querrán compartir al máximo con nosotros cada detalle de nuestra boda. Tenemos que saber que no todos somos iguales y que no podemos esperar del otro algo determinado. También tenemos que pensar que no todos somos iguales ni estamos en la misma situación y quizás hayan habido algunos altercados entre nosotros que complique el proceso de dar la noticia y empezar a preparar todo para el gran día.

Es importante encontrarnos en el mejor estado anímico posible para decirles lo que les tenemos que decir, pero además asegurarnos de que para ellos también es un buen momento. Escuchar las ideas que para ellos son importantes acerca de nuestro futuro les hará ver que nos importan y queremos seguir adelante. No dar pie a discusiones dando a entender que es algo que tenéis claro y vais a llevar a cabo, pero que os gustaría que estuvieran a vuestro lado. Tenemos que pensar que para algunos padres y familiares es complicado desprenderse de sus hijos, así que sobretodo es importante que se enteren de la noticia por nosotros mismos.

Si tu pareja no les cae bien, lo ideal sería hablar con ellos por separado , armarte de paciencia y actuar con contundencia ya que deben entender que es tu decisión y que eres feliz con ello.

Ahora sí que ha llegado la hora de la verdad ¡vamos a empezar a preparar nuestra boda! ¿Por dónde empezamos?